Domingo Lucas: Locutor jarocho que hizo de la salsa un estilo de vida

Spread the love

Conocido como el «Míster Salsa» y la voz de Radio Bemba, Domingo Lucas vivió la llegada y evolución de la salsa en Veracruz

– ¡Buenas noches, buenas noches, oh, oh, oh, buenas noches, buenas noches!

La voz de Domingo Lucas Ramírez se escucha sobre el fondo musical de la canción «Buenas noches» de la disquera puertorriqueña Musical Productions All Stars, con la que inicia una noche de salsa en el interior de una cabina de radio en el puerto de Veracruz.

El vigor del género musical, nacido de la fusión del son cubano con ritmos caribeños, el jazz y el blues, se escuchó por 42 años en «Noche Latina», el programa de radio de la estación RN 96.5 en el que Domingo Lucas cobró popularidad como «Míster Salsa«.

Dentro de aquella cabina, el locutor convirtió al género musical de la salsa en un estilo de vida que lo impulsó en el mundo de la radio desde el puerto de Veracruz hasta Minatitlán, lugares donde se escuchaba «Noche Latina».

«La salsa me permitió muchas satisfacciones, como viajes que yo por mi capacidad no hubiera podido hacer, conocí a muchas personalidades. Hoy presumo un álbum fotográfico con muchas personalidades que son muy importantes, como Johnny Pacheco, Ray Mercado, Frankie Ruiz», dice.

Domingo Lucas guarda un amplio álbum fotográfico con famosos que conoció en su paso por la radio y un sinfín de recuerdos en festivales organizados en el Madison Square Garden de Nueva York.

Su popularidad como locutor y promotor del género musical, desde el puerto de Veracruz hasta el municipio de Minatitlán, le valió para presentarse en la cobertura del lanzamiento del salsero Víctor Manuelle en Puerto Rico en el año 1994.

También fue invitado en 1993 al Palacio de Bellas Artes a la presentación del octavo álbum del cantante puertorriqueño Gilberto Santa Rosa, a quien recuerda por su versatilidad musical y por sus colaboraciones con artistas de otros géneros musicales, como el reguetonero Vico C.

Aunque desde la década de los 2000 la salsa no ve el nacimiento de nuevas figuras internacionales ni locales en Veracruz, Domingo Lucas, retirado de la radio comercial, continúa su impulso a través de su propio proyecto, «Radio Bemba«.

El locutor, de 65 años, es parte del elenco de Radio y Televisión de Veracruz (RTV) que conducirá el Salsafest 2022, un festival que considera un escenario importante para salseros debutantes que alternan con las leyendas del género como Óscar de León.

«El Salsafest se volvió una locura en el concierto mundial de la salsa, porque es gratis y todo mundo quiere venir ¡todos los artistas quieren venir!», señala.

Testigo de la llegada de la salsa a Veracruz

Corría la década de 1970 cuando la música de los primeros exponentes de la salsa comenzó a escucharse en el puerto de Veracruz, en medio de una evolución provocada por la mezcla de ritmos antillanos, el son cubano, el son montuno, la guaracha, el guaguancó y el bolero.

«A mí me tocó ser testigo de la llegada de la salsa a Veracruz a principios de los 70 y de su evolución», dice Domingo Lucas, quien ingresó a la estación RN 96.5 en 1974, cuando tenía 17 años.

La gente cuenta que años antes, en 1925, un grupo cubano nombrado El Son Cubano de Marianao, hizo escala en el puerto de Veracruz, en donde sus integrantes tocaron su música en Los Portales durante tres días seguidos.

Antes de que continuaran su camino hacia Nueva York, donde la salsa se consolidó como un género musical en la década de los 70, los integrantes de El Son Cubano de Marianao, dejaron una semilla del son montuno con la fusión de tumbadoras, tres cubano, guitarra, bajo y maracas… era un primer asomo.

«La salsa siempre ha estado en Veracruz, porque propiamente el ritmo no existe. Lo que nosotros conocemos como salsa es una derivación de ritmos. Entonces a finales de los sesenta, allá en Nueva York, un grupo de músicos crea el concepto de salsa, dado que hacen algunas modificaciones de esos ritmos que te hablé antes.

Ellos hacen una modernización, le agregan elementos del jazz, instrumentos electrónicos, el bajo eléctrico, que en el son no se usaban, los trombones que en la guaracha y en ese tipo de ritmos no se usaban», describe el comunicador.

De acuerdo con Domingo Lucas, la salsa comenzó a escucharse en Veracruz debido a que en 1972 la estación de radio XEU tenía un programa nombrado Barrio Latino, en donde se reprodujeron los primeros temas de la agrupación musical de Puerto Rico, Fania All Stars, nacida en 1964.

Hasta entonces las baladas complementaban el género musical favorita de los veracruzanos, que escuchaban a cantantes y agrupaciones como Mocedades, Sandro de América o Los Terrícolas antes de que la fiebre salsera contagiara al puerto de Veracruz.

En la década de los setenta apareció la figura de Gerónimo Vera del Río, un vendedor de seguros que motivado por su gusto por la salsa organizaba viajes con sus amigos al festival que se realizaba en el Madison Square Garden de Nueva York.

Gerónimo Vera del Río llevó los primeros vinilos de salsa al puerto de Veracruz, en done pronto consiguió un espacio en la emisora Radio Moderna del grupo AVAN Radio, con un programa llamado Salsa y Sabor, que sólo duró dos meses al aire.

Entonces Domingo Lucas comenzó a escuchar a los primeros exponentes de la salsa a nivel internacional: Johnny Pacheco, Larry Harlow, Celia Cruz, Héctor Lavoe, Tito Puente, Ray Barreto, entre otros, poco conocidos en ese entonces en Veracruz.

Gerónimo Vera del Río se mudó con su programa Salsa y Sabor a la estación de radio RN 96.5, en la que se mantuvo al aire de 1974 a 1977 hasta que abandonó el programa para darle paso a Sergio Marmolejo, un trabajador de ferrocarriles, con A ritmo de salsa.

Marmolejo duró aproximadamente tres meses al aire hasta que finalmente un joven Domingo Lucas, entonces de 20 años, tomó el micrófono de RN 96.5 de 9:00 a 11:00 de la noche para comenzar su leyenda como «Míster Salsa«.

El Parque Deportivo Veracruzano

El antiguo estadio de beisbol Parque Deportivo Veracruzano, ubicado en la avenida 20 de Noviembre de la colonia Centro, en donde actualmente se encuentra el Parque Ecológico, cobró relevancia a partir de 1975 con la llegada de los primeros salseros al puerto.

«Los bailes se hacían en el estacionamiento de ese parque, se llamaba La salsa del Deportivo. El empresario que hacía esos eventos era Jorge Meléndez, un trabajador de Servicios Portuarios de Veracruz, un personaje que también era de los que se iba a Nueva York y traía discos», relata Domingo Lucas.

El Parque Deportivo Veracruzano fue primero escenario de orquestas locales como La Libertas y, posteriormente, cuando la salsa cobró mayor relevancia, recibió a cantantes como Cheo Feliciano, Héctor Lavoe, Celia Cruz, la Orquesta Típica 73 y al «Sonero Mayor», Ismael Rivera.

La fiebre salsera en el Parque Deportivo Veracruzano provocó que en el puerto de Veracruz se abrieran locales pequeños para que las orquestas jarochas se presentaran, entre ellos Latin Percussion o Batecoco, lugares especialistas en el género musical.

Ya para finales de los 70, Veracruz tenía sus propios exponentes salseros como la Orquesta La Selecta, Algo Nuevo, Sembradores del Son, Hawaii Cinco Cero y más, que, según Domingo Lucas, hicieron del puerto una plaza importante para el género.

«Cuando la salsa estaba en el pico de su popularidad las plazas importantes eran el DF y Veracruz y en menor medida Quintana Roo, el Estado de México. Estamos hablando de ese pico en los años ochenta, ya cuando es un boom», asegura el locutor.

Los ochenta: Sexy Salsa

Para Domingo Lucas Ramírez, el género tuvo una segunda ola de popularidad en la década de 1980 en varios países de Latinoamérica y en el estado de Veracruz con la aparición de la «sexy salsa«, también llamada salsa sensual o salsa de amor.

«Se vuelve un boom, se va la salsa hasta arriba otra vez, ya había bajado un poquito la popularidad de la salsa, se vuelve a ir hasta arriba la salsa como un ritmo de moda, todos los ochenta», comenta.

Entre los exponentes de la «sexy salsa«, Domingo Lucas enumera a cantantes como Eddie Santiago, Frankie Ruiz, Lalo Rodríguez, David Pavón, Jerry Rivera, Gilberto Santa Rosa y Tito Nieves, quienes también se presentaron en ediciones pasadas del Salsafest, que se lleva a cabo en Boca del Río.

«En México también tuvimos salseros importantes que desafortunadamente no llegaron a ser figuras en otros países, pero aquí reconocemos su calidad: Germán Montalvo ´El Pirata de la Salsa´, Fabi, un proyecto importante que también tuvo su momento de brillo. Hay muchos», indica.

Ya para la década de los noventa llegaron a Veracruz otros exponentes que surgieron en aquel tiempo, como Marc Anthony o Juan Luis Guerra y Wilfrido Reyes con su merengue.

Los 2000: La fusión con ritmos urbanos

«Llega el 2000, empieza la invasión de los ritmos urbanos, la salsa se encuentra con la situación de que en esos países donde la gente disfruta la música latina, la salsa, ya hay un competidor como el reggaetón», dice Domingo Lucas.

El locutor describe que la llegada del nuevo milenio orilló a los artistas salseros a fusionarse con exponentes urbanos, como lo hicieron Óscar de León o Gilberto Santa Rosa con la canción «Lo grande que es perdonar» en colaboración con Vico C.

Pese a que ya no ve nuevos exponentes salseros, la pasión de Domingo Lucas por el género musical continúa al grado de que salió de su retiro de la radio comercial y de programas de televisión para participar como conductor en una emisión televisiva del Salsafest 2022 en Boca del Río.

La sonrisa en el rostro revela que a más de cuatro décadas de que Héctor Lavoe y Willie Colón lo impactaron con sus voces y canciones, la salsa aún es toda su vida

Tomado de La Silla Rota Veracruz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *