Emergencia por erosión del Río en la vía Salamina–El Piñón

Spread the love

Lo que los habitantes de Salamina y El Piñón, en el Magdalena, pronostican, está a punto de suceder. Dicen que una catástrofe puede ocurrir, debido a que la erosión en el kilómetro 2.5 de la carretera que une a las dos localidades, por la fuerza del río Magdalena, podría romperse por completo, ocasionando una inundación de incalculables daños.

En la madrugada del domingo y durante todo el día, más 100 metros cúbicos de terreno cedieron, cayendo al río, quedando la carretera prácticamente partida.

“Es una tragedia que deja de ser anunciada para convertirse en realidad”, dijo el personero de Salamina Carlos Mario de la Cruz.

Lo que falta por desprenderse son unos 10 metros cuadrados de la bancada, para que el afluente inunde cerca de 300 mil hectáreas, en caso de sobrepasar la altura del terraplén.

En sesión permanente de Gestión del Riesgo de Salamina, se recomendó la evacuación de las personas que viven en la zona, por el peligro al que se exponen ante la arremetida del río.

La Asociación Integral Agropecuaria de este municipio, hizo un llamado de emergencia al Estado por la ruptura de la vía, advirtiendo que “estamos a pocas horas de presenciar lo que sería una catástrofe regional”.

Jair Caballero, alcalde de El Piñón, se refirió a la situación como una “crónica de una inundación anunciada”, ya que desde hace varios meses han hecho el llamado a las autoridades.

Recalcó que hacer el perfilamiento de la vía no es la única solución y que se deben tomar acciones para evitar que no se de una inundación como la ocurrida hace 10 años en El Piñón que dejó más de 2.000 hectáreas bajo el agua.

Roberto Pérez, alcalde de Pivijay, señaló que esta es “una amenaza inminente” para los municipios, no solo porque quedaron incomunicados, sino porque el río está a un metro y medio de inundarlos.

“Vemos que el río sigue socavando por debajo, se ven grietas enormes y a cada rato se están dando más desplomes”, dijo.

Por su parte, el alcalde de Cerro de San Antonio, Ricardo Javier Dede Ramos, hizo un llamado a las autoridades a que pongan su atención a la problemática.

Aseguró que en su municipio también están viviendo la misma situación y que ha venido trabajando con la Unidad de Riesgo.

Este domingo los alcaldes de la zona afectada se reunieron, en un primer momento, con funcionarios del Invías para definir el nuevo trazado que tendría la carretera y así definir el trabajo que se iba a realizar para “ganarle tiempo al socavón que está haciendo el río”.

En una segunda reunión con la Gobernación del Magdalena se dio un consejo extraordinario de Gestión del riesgo, para tratar la problemática en la vía Salamina – El Piñón.

En esta se realizó una votación en la que declararon la situación como calamidad pública.

Además, se planteó la realización del dragado sobre un islote de sedimentos que se ha formado en el sector de El Tamarindo, del cual sería responsable Cormagdalena y la Gobernación;  se reafirmó el traslado de la vía por parte de Invías y la Gobernación; el reforzamiento de un terraplén para evitar desvordamientos, el cual estaría a cargo de la Alcaldía de Salamina y obras de protección de orilla del área erosionada, la cual estaría a cargo de la Ungrd y la Alcaldía de Salamina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *